Cómo elegir mis plantas de interior y sus macetas | by Andrea Davila

Hazlo tú mismo: cómo elegir mis plantas de interior y sus macetas

Si estás buscando un pasatiempo que te permita conectar con la naturaleza, la jardinería de interior es una excelente opción para ti. Ya que esta, además de embellecer tus espacios, conlleva una serie de pasos que te relajan al mismo tiempo que transforman tu hogar en un lugar lleno de vida.

Plantas de interior:  decorativas y de bajo mantenimiento

Además de reducir tus niveles de estrés, las plantas de interior pueden ayudarte a limpiar el aire, reducir el polvo y disminuir la sequedad del ambiente, pero, ¿cómo elegir aquellas plantas que sí logren adaptarse a tus espacios?

La elección depende en gran medida de tus gustos y del espacio que desees designarles. Ya que si bien las plantas de interior requieren un mínimo de luz y poca agua, sí es importante que cuenten con el entorno adecuado para llegar a su tamaño ideal. Razón por la cual también es importante que aprendas a distinguir el tipo de maceta ideal para ellas.

Tipos de macetas para plantas de interior

Recuerda que una maceta es el hogar de tu planta y que dependiendo del tipo o de su tamaño vas a necesitar que esta sea más profunda, más alta, más ancha o más grande. Eso sí, toma en cuenta que todas ellas deben contar con un agujero para lograr drenar el agua en caso de regarlas en exceso. Esto, precisamente, para evitar que se pudran sus raíces.

 

Para plantas de interior cualquier material es correcto; barro, metal, cristal o plástico. Esto gracias a que el interior de tu hogar regularmente conserva una temperatura estable y equilibrada.

 

Y, ¿sabías que existen las macetas de autorriego? Esta es una opción perfecta si quieres despreocuparte aún más de su mantenimiento. Sin embargo, necesitas revisar cómo impacta este estilo de riego a cada una de tus plantas.

3 consejos para el cuidado exitoso

Ahora que ya tienes las plantas y sus macetas, es importante que tomes en cuenta los siguientes 3 consejos para que estas estén siempre radiantes.

 

1.    Poda todas aquellas hojas que estén secas, esto le da mayor vida a tu planta.

2.    Evita cambiar tus plantas de lugar, ya que aunque no lo creas sí pueden resentir los cambios; sobre todo si las mueves de un lugar que les gusta.

3.    Elige lugares retirados de la cocina, ya que en ciertos casos el calor podría afectar su resistencia.

 

Y, por último, recuerda que si quieres darles una personalidad aún más auténtica siempre puedes recurrir a elementos decorativos. ¿Qué tal distintos tipos de piedras? Recuerda que nosotros las tenemos disponibles y puedes encontrarlas directamente en nuestra tienda.

Esteban Flores

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *